noviembre 27, 2007

octubre 20, 2007

Sábado por la tarde...




¿A dónde se van los tiempos en blanco-negro y a color?
A veces es mejor abrir la puerta
y dejarlos volar...



gracias
sigamos RE-inventandonos

octubre 14, 2007

Grafica 31

Cumplí 31 años. Llegué a los famosos treinta. Me impresiona haber vivido ya la mitad de lo que tengo planeado vivir. Lo celebré todo un mes y hasta hace poco menos de dos semanas seguí recibiendo felicitaciones.

Esta sensación de tener cierta experiencia, fortaleza y mucho amor, es mi mejor regalo.
Gracias a la familia, a los amigos y al diseño por permitirme seguir creciendo.



* * *

Diente de león:
fuerte y frágil
siempre renaciendo
envuelto en estrellas






* * *

septiembre 20, 2007

Se busca

Siempre camino como buscando algo.
Esa tarde escuché, perseguí, encontré:
sorpresa, paz, felicidad,
y un poco más de tristeza en mi caos personal.





Déjate llevar, me digo, nos digo.
La vida puede sorpenderte una tarde, una noche, una mañana...
y dejarás de buscar aquellas cosas que no encuentras.

agosto 30, 2007

Nubes...

avanzan, caminan sin mirar hacia atrás, no dejan rastro, no regresan...





se diseñan, se destruyen, se vuelven a reinventar...





Siento azul nube...





y quiero llover.

agosto 23, 2007

Necchi Singer Brother

Tengo 4 días tratando de usar unas máquinas de coser que me han prestado. Primero pedí una, no pude usarla y pedí otra. En ésta me sucede lo mismo: el hilo se enreda en la bobina, la bobina no gira, deja flecos por detrás de la tela, no saca el hilo de abajo...
Hace meses deseo tener una máquina de coser para los percanses como éste. Al pedirlas prestadas a la familia, la tía Lola me ha regalado la reliquia de la familia: la máquina de coser de mi abuela. Estoy muy agradecida.
Ahora tengo 3 máquinas en casa que no se usar.
Tristemente recordé aquella vez que mi abuela me quiso enseñar en la Singer del año 1958, pero me sucedía lo mismo.
Recuerdo todos los vestidos y trajes únicos que mi abuela nos hacía y que Valeria, su hermana, también confeccionó para mi. Los trajes que de niña diseñaba la tía Lola me los hacía, pero lo que más disfrutaba era hacerme los trajes regionales que usaba en danza. El mío siempre era el mejor, el más bonito, el que más vuelo tenía.
Lamento no haber puesto empeño para aprender. Pero también sé que llegaré a hacerlo en esta vieja Singer, la misma en la que mi abuela hace 22 años me dijo: "¡imposible hacer de ti una mujercita que sepa coser!, ve ya a jugar con tus primos...".

agosto 09, 2007

Viajera




Así incia este nuevo viaje.
El camino es desconocido; húmedo, largo. Apenas veo el punto a llegar.
Da incertidumbre, pero sé que llegaré a tocar el horizonte azul.
El nuevo camino es desconocido y emocionante.
Y solitario.

julio 29, 2007

Gracias

Jueves y viernes fueron días de encontrar caminos, reafirmar sueños y pedir deseos.
Jueves de conocer a profundidad y admirar más. Viernes de regalar y recibir palabras. Días de sentir la vida plenamente, de saber que no estoy sola en la búsqueda.
La estrella gemela desde lejos me acompaña y me hace feliz saber que también está a punto de recibir claridades. Y mis grandes amigos van descubriendo quiénes son y hacia donde se dirigen.
Por mi parte me siento plena y feliz, por que se ha cumplido el ciclo y es tiempo de empezar de nuevo.
Como siempre la naturaleza también me respondió. Me acompañó a casa en forma de lluvia torrencial y con ello me da seguridades. Inició justo al subir al auto, justo al iniciar mi canción favorita y terminó exactamente al llegar a casa y poner un pie fuera del auto. Algo mágico.
Según me cuentan, yo nací un viernes.
Y nuevamente ha sido un viernes cuando siento que vuelvo a empezar.



video

Para la felicidad!

julio 17, 2007

Cuando era niña mi mama me cantaba dos canciones...

Te quiero dijiste
poniendo mis manos
entre tus manitas
de blanco marfil.

Y sentí en mi pecho
un fuerte latido,
después un suspiro
y luego el chasquido
de un beso febril.

Muñequita linda
de cabellos de oro,
de dientes de perla,
labios de rubí.

Dime si me quieres
como yo te adoro,
si de mí te acuerdas
como yo de ti.

Ya veces escucho
un eco divino
que envuelto en la brisa
parece decir:

Si te quiero mucho
mucho, mucho, mucho,
tanto como entonces,
siempre hasta morir.
...siempre hasta morir.


* * *


julio 05, 2007

El arbol de la esperanza

En nuestra cita de martes por la noche encontramos una mujer de hermosos razgos y kimono dorado que vendía "tu nombre traducido al idioma de su país de origen".
Me tomó un hotcake pensar que quería una palabra que me hiciera feliz cada vez que la viera.
Jamás pensé que la palabra "esperanza" se dibujara como un árbol coronado por una estrella. La buena estrella.





De éste árbol quiero sembrar en lugar de mi "Hedera-helix dubitatio" existencial.

junio 28, 2007

Clases de religion

Hojeando las libretas de Omar, mi sobrino de 7 años encuentro un dibujo:



- Omar, ¿porqué dibujaste un hippie en tu libreta?
- No es un hippie.. ¡es Dios!

junio 27, 2007

He aprendido a esperar sin razon

A veces es necesario empezar a moverse. Dejar de ser espectador de la naturaleza y arriesgarte a ser parte de ella. Salir de lo cotidiano y ver y tocar las imágenes que creemos, son imposibles.
A veces es necesario soñar que no somos de metal... y volar.




Una de mis canciones favoritas de Radio Futura con la adapatación e interpretación de Solé Giménez una de mis mujeres favoritas.

junio 20, 2007

Yo quiero...

hacer llegar la noche a medio día y cantar en medio de el caos citadino de NY.



´cause someday I might know my heart.



mayo 21, 2007

Siempre si...





Descubrí que me gustó tu regalo en forma de mi flor preferida. Siempre sí me gustan las flores de los sábados a media tarde, amarillas y húmedas. Me gustó pensar en el ritual conquistador de esogerlas, caminar con ellas, entregarlas...
¿Sabes?, sí me gusta que TU me regalaras flores.

Yo me regalo un poco contigo y desde aquí te acompaño en tu camino amarillo girasol.

Gracias.

mayo 15, 2007

Atentos recados

De vez en cuando, la vida te va dejando recados en lugares inesperados. Parece sencillo, pero la dificultad está en encontrarlos en el momento correcto, el lugar correcto y sobre todo comprender el mensaje.

He aquí uno que además está acompañado de un símil de tigre o dragón, telarañas, óxido y una mirilla que hace años nadie abre.








"A cierta edad
el único que osará
mencionarnos será Dios

El amor no
es cuestión
de tiempo
si no de
LUZ"



Es una buena metáfora, la puerta que te habla del amor y del tiempo, ya nadie la ha tocado.
Si llamamos, ¿quién abrirá esa puerta?, ¿nos abrirían?.

mayo 13, 2007

Regalo de visperas*





Caminando por esta ciudad de cables colgantes, autos enfurecidos, ruidos desorbitantes, aires grisáceos, basura cotidiana y lotes baldíos, escuché un silbido que era como un oasis entre tanto caos urbano. Hasta el tiempo se detuvo para ver pasar al hombre que tiene el don de ser jilguero e iluminar a su paso el gris asfalto.
Yo sólo pude, desde lejos, muy lejos, tomarle esta imagen. Le agradesco que regaló frescura a mi día y trajo de vuelta aquel recuerdo de otra voz que me decía: "Sabía que venías en camino porque te escuché silbar", y a quien también le gustaba mucho silbarme tonadas de su propia inspiración para que despertara contenta todas las mañanas.
Ahora mismo reflexiono que dejé de hacerlo muchos años, últimamente regresó a mi esta costumbre.

Gracias al hombre-jilguero sé que silbar es para mí un síntoma de que todo va bien, y la vida sigue...




*Horas litúrgicas en la vida monástica, se estima que es hacia las 4.30, al ponerse el sol.
No pude poner acento en el título, pero aquí está escrito correctamente: "vísperas".

mayo 08, 2007

Cuartos maravillosos






Puedes viajar sin salir de casa, tocar las estrellas albergadas en la pared, llenarte de negro sol.

Los ojos abrir y cerrar y ver nuevos mundos, nuevas formas, nuevas vidas reflejadas ahí, en tu pared.



Nada es lo que parece.

marzo 06, 2007

Sabiduria felina

- "Minino de Cheshire, ¿podrías decirme, por favor, qué camino debo seguir para salir?" - preguntó Alicia
- "Esto depende en gran parte del sitio al que quieras llegar" -dijo el Gato.
- "No me importa mucho el sitio..." - dijo Alicia.
- "Entonces tampoco importa mucho el camino que tomes" - dijo el Gato
- "...siempre llegaré a alguna parte" - entendió Alicia.
- "¡Oh, siempre llegarás a alguna parte... si caminas lo suficiente!" - aseguró el Gato.


febrero 12, 2007

Paciencia de pescador




Este mes hice una sorprendente cola de 6 horas. A partir de ese día me he fijado que para todo debemos hacer una cola, una fila real o imaginaria; en las horas y minutos que pasamos en colas obligatorias y en aquellas que placenteramente nos inventamos.
Colas de banco, del cable, las tortillas, el pan, el super, firmar asistencia, servirte de comer, hablar, encontrar el amor, afiliarte a una religión, encontrar al destino, entrar al baño, etc., etc..

Ayer recordé aquella "anécdota-chiste local-reflexión alcoholizada" de: "pero cada mañana falta un día menossshh", que equivale a hacer cola para encontrar ciertas cosas en la vida.
Y efectivamente, cada mañana falta un día menos, aunque para algunas de nosotras la espera en la cola del destino se nos ha hecho un poco larga.

Este mes aprendí que el chiste es pasarla bien en la cola real o imaginaria, porque somos nosotras quienes decidimos formarnos ahí. Todas las esperas siempre terminan.

enero 12, 2007

El lugar donde fuiste feliz...

Hoy vi fotos de mi tatarabuelo, bisabuelo y mi abuela, todos de la rama familiar de los Vera. De ahi llegaron los Alvarez Vera y después llegué yo, Alvarez Sánchez. Vi sus caligrafías, hermosas, perfectas, sus dedicatorias correctas y dirigidas a otro miembro de la familia para que tuviera a bien recordarle con afecto. Fue como entrar a la máquina del tiempo, 1902, 1908, 1950...
Siempre es bueno saber de dónde venimos, saber que a tu tío bisabuelo la revolución se lo llevó y su padre murió del coraje de perder a su hijo y sus tierras. Que mi abuela y abuelo tejieron una historia casi de película, que mis tíos dominaban el arte de la charrería y las historias de los túneles que llevan de la casa de mis abuelos a la iglesia. Me gustó recordar el aroma de mi abuela, ver la vieja casa donde crecí a su lado y ver esa foto donde está ella en su sillón favorito junto a una prima, que deseé haber sido yo.
Recuerdo la casa, el gato, las gallinas, la comida, la obscuridad, su belleza, su suéter rosa y su sillón acojinado de la primera sala que llevaba al jardín del pozo.
Viajé. Estuve ahí de nuevo y ya no quería regresar. Los años que viví a su lado fui inmensamente feliz y también la extraño.
Hace poco alguien me dijo: no se como puedes seguir después de tanta muerte. Y es muy simple la respuesta, o te mueres del coraje ante la inevitable revolución de la muerte, o sigues tu camino con fuerza, con la certeza de que algún día volverás a jugar en aquella casa vieja y a oler el maravilloso perfume de violetas.
Todos los Alvarez vivimos en algún momento cosas que nadie cree o imagina y a manera de agradecimiento a los que iniciaron ésta rama familiar, acordamos los reunidos en esa mesa recopilar fotos y datos para el árbol genealógico de los Alvarez y Vera.

Los ancestros son mágicos y nosotros hoy tuvimos a bien recordarles con afecto y algo de nostalgia.

enero 11, 2007

Pre-sentimiento

Debo confesar: nunca tuve mascota en casa. Ni un perro, ni gato, ni pez, ni hamster, nada. Mis frustrados intentos de mascota fueron un pollo que mi papá al llevárselo a la granja lo ¡olvidó! en su cajuela y murió trágicamente, y algunos conejos que crié en la granja. Con los cerdos y gallinas siempre me llevé bien, pero desde que vendieron a "Roy" mi cerdo favorito, decidí no quererlos más.
Hace casi cuatro meses pedí en adopción a (curiosamente) "Roy", un pobre solitario perrito que vive junto a la casa de mi hermana. No me lo dieron. Sinceramente me hice muchas ilusiones con el perro, pero desde aquella plática con la dueña su vida mejoró bastante. Me quedé triste, sin Roy que cuidar.
Pasaron los días y pedí un deseo: "quiero una perra que sea mi compañera, alegre, lista, amorosa, no muy grande y nada corriente".
Como siempre que pido deseos, el proceso fue largo para que se cumpliera. Primero llegó el mensaje: "los perros escogen a sus dueños", pero yo pensé: ¿cómo diablos saber cuando estás frente al perro correcto?. Y pasaba los días y las noches cazando perros callejeros que me vieran o movieran su cola para saludarme, pero parecía que la tierra se los había tragado. Hasta que mucho tiempo despúes llegó el sueño:

"era vista aérea y desde lo alto te vi
ahi estabas pequeña, corriendo hacia la recámara de mi papá
vi tu color cafedorado y tu mancha exacta y perfecta
era la señal para reconocerte"

Un día de esos grises acompañé a Edgar a casa de Christian en Cholula. Llegando saludé a Sabina su perra y le dije: tengo ganas de un perro. ¡Oh coincidencia! Sabi acababa de ser madre. Con cierto recelo fui a ver a los cachorros, yo estaba decidida a encontrar en la calle a mi compañera perruna y Aida estaba en trámite de convencimiento con un cachorro vagabundo jalapeño. Cuando abrí la puerta una camada de perros se avalanzaron sobre mi, unos lloraban, otros me hechaban las patas, otros mordían mis agujetas. Hasta atrás abriendose paso estaba esa figura que había soñado. Ahora mismo que lo escribo no puedo creerlo. ¡Ahí estaba, era mi sueño, mi presagio.. mi compañera!. En el acto Christian me dijo: es tuya, te la regalo.
Tenemos juntas casi un mes y todos me dicen que es hermosa, y en la calle todos la ven y la quieren tocar y le hablan y la señalan. La vida me lo concedió todo: es alegre, lista, amorosa, no muy grande y nada corriente.
Ella escogió su nombre. Pasó por Iskra, Simone, Peque, Burbuja... pero Dalí es el que le ha gustado.
Dalí es la nueva integrante de la familia, ya todos la conocen, la quieren y llaman para preguntar cómo está la "señorita".
Ella es feliz, ama mi cama, tomar baños de sol en la cocina, su trenza de trapo, robar mis chanclitas verdes, saltar y por supuesto, ama correr hacia la recámara de mi papá.
Y yo soy feliz, muy feliz, y sigo pensando que soy una afortunada.

Mi pequeña Dalí, eres mi mejor pre-sentimiento.